Los seres humanos a lo largo de nuestra vida vamos fijando hábitos, muchos se adoptan desde que nacemos y a medida que se repiten constantemente se vuelven una costumbre; hay hábitos buenos, que nos dan disciplina y responsabilidad, pero hay otros que pueden afectar hasta nuestra salud, como es el caso de la alimentación.
Las tradiciones en un grupo humano u organización, provienen de la cultura, las creencias, modos de vida, factores geográficos, económicos, políticos, entre otros, los cuales, determinan también la manera de alimentarse de las personas.
Con respecto a lo anterior, se ha demostrado que estos factores son causa de la malnutrición, que da paso a enfermedades, como sobrepeso, obesidad y problemas digestivos.
Actualmente buscando el buen estado físico de las personas y la salud, se pretende, hacer pedagogía y concientizar a toda la población, sobre la importancia de asumir una dieta balanceada, utilizando adecuadamente los alimentos propios de cada región, según los grupos y las porciones diarias recomendadas por las guías alimentarias GABA.
De esta manera se pretende a partir de lecturas realizadas a la realidad del contexto más próximo, generar acciones que lleven a la transformación de hábitos y tradiciones buscando mejorar la calidad de vida de las personas desde la alimentación.